Seguridad hídrica reto 3

52 CUENCAS HIDROGRÁFICAS SALUDABLES

PERDIDA DE COBERTURA BOSCOSA

La disponibilidad y calidad del agua dulce depende de la salud de los ecosistemas. Mientras más afectados se encuentran los ecosistemas, más costoso es transformar el agua dulce en agua potable, para consumo humano y otros usos.

Desde los inicios de nuestra vida republicana, la cobertura boscosa de Panamá ha venido decreciendo significativamente, impactando la calidad física y química del agua dulce.

En cuanto al porcentaje de cobertura boscosa para el año 2012, se determinó que Panamá tenía el 40.4% del territorio con superficie boscosa, el cual fue disminu­yendo llegando a una cober­tura de 39.8 % en el 2014; se prevé que de mantenerse la tendencia actual, en el año 2038, Panamá tendría solo 30.6%, de cobertura boscosa.

En este contexto, una menor cobertura forestal en suelos, aumenta la vulnerabilidad del suelo ante las lluvias y sequías, con impactos en las fuentes de agua. Si a ello se suma que gran parte de las actividades se realizan sin técnicas apro­piadas, aumentará la esco­rrentía, la pérdida de suelo fértil y el porcentaje de sedimentos en los cursos de agua.

Para revertir esta tendencia histórica, el Gobierno Nacional se ha sumado a la Alianza por el Millón de Hectáreas Reforestadas en 20 años; inicia­tiva público privada, fundada por ANARAP, ANCON, CCIAP y con más de 40 entidades públicas y privadas partici­pantes, cuya meta es restaurar la cobertura forestal de las cuencas hidrográficas y coad­yuvar en la dinamización de la economía rural, la conser­vación del recurso agua y el ecoturismo.

Acue­ducto público IDAAN, acueducto comu­nitario, acueducto particular y vehículos cisternas. Si bien este valor se considera razonable, debe ser incrementado, princi­palmente en el ámbito rural, en donde se ubica el mayor número de población que no cuentan con las condiciones óptimas para el uso y consumo del agua.
En lo relativo a la cobertura del servicio de saneamiento en Panamá, el 94.5 % de la población cuenta con algún tipo de sistema de saneamiento (uso privado o comunal), ya sea por alcantarillado sanitario, letrina o tanque séptico. Sin embargo, sigue siendo un desafío para el país, en vista de que más del 10 % de la población en el ámbito rural no dispone de este servicio, y entre las personas que cuentan con saneamiento, cerca del 31 % usa letrina.
Lograremos superar las brechas entre el ámbito urbano y rural, mediante acciones e inversiones dirigidas a infraestructura de agua y saneamiento, así como el diseño y ejecución de una estrategia de expansión de cobertura para ambos servicios de manera ininterrumpida.
Por otra parte, si bien es importante incre­mentar la cobertura de estos servicios a nivel nacional, es fundamental que tengan continuidad en su funcionamiento, ya que de las viviendas que utilizan un acueducto, el 76% dispone de agua potable las 24 horas al día durante la estación lluviosa, y el 70 % durante la estación seca.
En las provincias de Bocas del Toro, Darién, Colón y la comarca de Emberá Wounaan, cerca del 60 % de la población disponen del servicio de agua potable durante todo el día en la estación lluviosa y en menor propor­ción en la estación seca.

HOGARES SIN ACCESO A AGUA POTABLE Y CON ACCESO POR CONEXIÓN AL IDAAN - ACCESO DE AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO POR DISTRITO

CONTINUIDAD EN EL SUMINISTRO DE LA POBLACIÓN CON AGUA POTABLE A NIVEL NACIONAL (INEC 2010)

Reducir el nivel de agua no facturada y aumentar la cobertura de micromedición

Es necesario intensificar las acciones encaminadas a incrementar la eficiencia en la distribución del agua. La reducción de pérdidas por fugas en redes (40-48 %), minimiza los costos operativos de la producción de agua y facilita el cumplimiento de metas de aumento de cobertura. De igual manera, requerimos aumentar las tasas de micromedición (44%) y de macromedición (37%).

Adicionalmente, se deberá evaluar un ajuste en las tarifas del pres­tador de servicios a nivel nacional (IDAAN), las cuales datan de hace 34 años, considerando sistemas de medición, facturación y cobro que permitan cubrir los costos operativos y mantenimiento de los sistemas e infraestructuras, incluyendo la renovación de las mismas.

Paralelamente, es necesario impulsar una cultura de uso eficiente, responsable y compartido del agua, y por otra parte realizar evalua­ciones de costos de acceso universal ininterrumpido de agua de calidad y servicios de saneamiento.

Proteger, recuperar y conservar las fuentes de agua para garantizar el aprovisionamiento, tomando en cuenta los cambios del clima y su impacto en la producción y calidad del agua dulce.

Contacto

Dirección:
Roberto F. Chiari, Ancón Panamá, Edificio 717 B

Central Telefónica: 524-3800

Correo Electrónico: info@conagua.gob.pa

© - 2021 Consejo Nacional del Agua Políticas de Privacidad